viernes, 21 de diciembre de 2012

Puedes, estás en lo cierto

Día 18, 19, 20 y 21. Esta mañana recibía un email de Javier Iriarte, mi compañero del curso de Gestión del Transporte y la Distribución. Su mensaje era claro y directo: "Hola Maite: Repasando unos papeles he encontrado éste y me he permitido corregirlo. ¡Suerte!". 
Este mensaje ha sido casi premonitorio, puesto que tras 21 días de búsqueda activa de trabajo y después de 30 días naturales desde que empecé este reto, he logrado mi objetivo: encontrar empleo :-)

Es un trabajo temporal pero estoy muy contenta e ilusionada con volver a estar activa en el mercado laboral. Pero lo mejor de todo, como dice mi amigo Eugenio Tomasa con quien he tenido el placer de compartir esta mañana conversación y café, es que he adquirido el hábito de trabajar en lo rentable estableciendo un método para alcanzar un objetivo SMART:
S - Specific = Específico
M - Measurable = Medible
A - Attainable = Alcanzable
R - Realistic = Realista
T - Tangible = Tangible

Si yo lo he conseguido, tú también puedes lograrlo
¡Ánimo y suerte en tu búsqueda!

Maite Irigoyen

lunes, 17 de diciembre de 2012

Tu CV no tiene una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión

Día 15, 16 y 17. Debo confesaros que, durante estos días, me ha resultado difícil seguir adelante con el plan establecido, ya que debía atender otras responsabilidades que me han restado tiempo en la tarea de búsqueda de empleo. Esta semana, parece que las aguas vuelven a su cauce habitual, así que no hay excusas para continuar en mi empeño por conseguir trabajo tras 30 días de dedicación a buscarlo. 

En los últimos días, me he interesado por leer artículos sobre cómo diferenciarse del resto de candidatos que se presentan a un proceso de selección. Uno de los puntos que destacaban era el currículum. Tendemos a pensar que presentar un CV "creativo" es algo que se debe hacer si buscas un empleo de diseñador. De hecho, muchos profesionales de recursos humanos así lo indican diciendo que es mejor que nos olvidemos de "creatividades" cuando elaboramos este documento. Sin embargo, olvidamos que este archivo es nuestra oportunidad de diferenciarnos y, lo que es más importante, causar una buena primera impresión. Como dice un conocido dicho: "nunca se tiene una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión"

Así que he vuelto a echar un vistazo a mi hoja de vida:


A primera vista, sí que es verdad que por su diseño y composición puede "destacar" ligeramente sobre el típico currículum realizado con Word. Por otra parte, está elaborado según los consejos que he ido recibiendo de diferentes profesionales de recursos humanos:
- Información ordenada. 
- Redacción breve y clara con ortografía cuidada.
- Uso de negritas para destacar aspectos que interesen a quienes realizan la selección de candidatos. 
- No sobrepasar dos páginas. 
- Buena presentación.
- Adaptación según el sector/puesto.

Sin embargo, este tipo de CV es convencional y estoy convencida de que cuando lo reciben en las empresas no destaca. ¿Existe otra manera de presentar la información que se aporta en un currículum y comunicar de una manera diferente?

En el blog de Pedro Amador, se dan ejemplos de cómo preparar "un currículum moderno para una sociedad moderna". Os recomiendo que consultéis su artículo, puesto que puede serviros de inspiración. Gracias a las ideas que Pedro Amador ofrece en su post, he decidido que realizaré un nuevo documento. Probablemente, utilizaré Power Point para desarrollar las siguientes ideas para la nueva presentación de mi hoja de vida:

- "Tag Cloud" (o nube de etiquetas). Consiste en seleccionar palabras que estén relacionadas con mi formación, experiencia, gustos, habilidades, puntos fuertes, etc. y colocarlas todas juntas formando una figura, o sin formar ninguna a modo de nube. Existen sitios web que ayudan a crear este tipo de composiciones, un ejemplo de ello es Tag Cloud Generator.
- Agrupar las etiquetas. Como puede resultar caótico para quien recibe la tag cloud descifrar la información de una forma ordenada y práctica, ordenaré las etiquetas según diferentes categorías: formación, experiencia, fortalezas, etc.
- Color. Jugar con los colores de forma armoniosa para hacer atractiva la información y llamar la atención (no demasiado, no vayamos a causar una reacción de rechazo).
- Imágenes. Utilizar fotografías o imágenes para ilustrar los trabajos o tareas que he desempeñado. Ya conocemos el dicho de que "una imagen vale más que mil palabras", entonces... ¿por qué no utilizarlas para aportar información?

Ahora que tengo la idea de cómo elaborar mi nuevo CV, sólo necesito encontrar hueco para componerlo. Os animo a que también probéis a dar una vuelta a vuestro currículum y mostraros de una forma diferente para conseguir destacar entre los cientos de candidatos que acuden a las empresas en búsqueda de un contrato de trabajo. 

¡Suerte!

Maite Irigoyen

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Actitud positiva para buscar empleo

Día 12, 13 y 14. Me voy acercando al ecuador de los 30 días fijados para encontrar trabajo y, llegado este momento, es importante no rendirse. Soy consciente de que el objetivo que me he marcado es todo un reto, pero tengo que seguir con el plan adelante con las mismas ganas y energía que el día 1. Todavía tengo presente la frase con que Geni Capdet abrió su sesión sobre autoestima: "Crees que puedes, estás en lo cierto; crees que no, también". Nuestra actitud es clave a la hora de conseguir aquello que deseamos.  



Si echo la vista atrás, puedo ver que he ganado en eficiencia a la hora de buscar empleo y ello se debe al haber establecido un método que me ayude a trabajar en lo rentable. A continuación, presento un listado de todos los aspectos que me han ayudado a conseguirlo:

1. Fijación de un objetivo: conseguir empleo en 30 días. 
2. Establecimiento de un horario fijo para dedicarlo a la búsqueda de empleo. 
3. Proactividad: selección de los tres sectores en los que más me gustaría trabajar, identificación de empresas que se dediquen a esas actividades e identificación de las compañías más atractivas para presentar mi candidatura espontánea. 
4. Crear fórmulas para mejorar los resultados de la búsqueda:
Elaboración de un listado de los sitios web que visitar para buscar ofertas de trabajo. 
Ampliación del ámbito geográfico en donde buscar empleo. 
- Contactar con consultoras de recursos humanos y enviarles el currículum. 
Diseño de un plan semanal para saber las tareas que hay que llevar a cabo y su frecuencia.
5. Networking off line y on line (redes sociales)
6. Seguimiento
- Seguimiento del estado de las candidaturas en las que me he inscrito y conseguir feedback de las candidaturas espontáneas.
- Comprobar si estoy cumpliendo con el plan establecido y, de no ser así, analizar por qué y buscar soluciones o alternativas.
7. Eliminación de las interrupciones

Ahora es momento de ser constante, tener paciencia, contar con una actitud positiva y confiar en que es posible alcanzar el objetivo marcado

Maite Irigoyen

jueves, 6 de diciembre de 2012

El 80% de las ofertas de empleo no se publica

Día 10 y 11. Tras conocer el dato de que tan sólo se anuncia el 20 % de las ofertas de trabajo en España a través de portales de empleo online, periódicos, anuncios clasificados u otros canales de difusión (ver artículo), me doy cuenta de que, cuando busco ofertas a través de estos medios, sólo tengo acceso a la punta del iceberg de las vacantes de empleo. 


Ahora que sé que la mayor parte de las ofertas de trabajo no salen a la luz pública, es momento de buscar la forma de poder presentar mi candidatura también a esas vacantes. 

Al parecer, cada vez es más frecuente que las compañías realicen procesos de selección escogiendo candidatos de sus bases de datos y acudiendo a las redes sociales. Por ello, estos días he centrado mis esfuerzos en:
  • presentar candidaturas espontáneas a empresas de interés y hacer seguimiento; de este modo, si no están buscando en estos momentos a alguien, al menos conseguiré que mi currículum forme parte de sus bases de datos.
  • preguntar a aquellos contactos que puedan tener información sobre vacantes  relacionadas con mi perfil.
Con estas acciones, mi intención es dedicar mi tiempo a "trabajar en lo rentable", como dice mi amigo Eugenio Tomasa. 

¡Hasta mañana!

Maite Irigoyen

lunes, 3 de diciembre de 2012

Metodología que ayuda a buscar trabajo

Día 9. Durante el fin de semana, tuve la ocasión de leer el blog de Eugenio Tomasa, consultor en orientación y desarrollo profesional. En este sitio web, hay dos posts dedicados a explicar las "herramientas para facilitar la acción de la búsqueda de empleo" y se define muy bien la metodología que ayuda a buscar trabajo, la cual consiste en cinco fases:

1. Marcar el objetivo.
2. Listar y preparar los pasos a dar. 
3. Establecer frecuencias de trabajo y fechas límite de los pasos a dar. 
4. Listar las acciones a realizar semanalmente. 
5. Medir el cumplimiento de las acciones.

Tras leer los artículos de Eugenio Tomasa, contrasté la metodología que ya estaba poniendo en práctica con los consejos que este experto en desarrollo profesional ofrece. Como resultado, he introducido algunos cambios en mi plan:
  • En primer lugar, desde hoy he pasado de tener un diseño diario de las tareas a uno semanal, aunque estableceré un horario con distribución de actividades en el día. De esta forma, optimizaré mejor el tiempo dedicado a cada actividad. Por ejemplo, la búsqueda de ofertas en portales de empleo ya no será diaria porque el volumen diario de ofertas nuevas en estas webs no es significativo, así que dedicaré dos días a la semana a desempeñar esta labor. 
  • El segundo aspecto a destacar es que, para elegir las empresas a las que presentar mi candidatura espontánea, he seleccionado los tres sectores para los que más me gustaría trabajar. Una vez identificados esos sectores, buscar compañías relacionadas con esas actividades resultará más sencillo.
Hoy he comenzado la semana con muchas ganas de ponerme manos a la obra en lograr mi objetivo de encontrar un empleo. Realmente confío en que pronto alcance mi propósito al seguir una metodología basada en realizar una búsqueda planificada. Os iré poniendo al corriente de cómo transcurre la semana. 

¡Hasta mañana!

Maite Irigoyen

sábado, 1 de diciembre de 2012

Incrementar las inscripciones en los portales de empleo

Día 7 y 8. A pesar de llevar más de una semana aplicando un método para buscar trabajo, todavía me resulta difícil llegar a mirar en un sólo día las ofertas de todos los portales de empleo en los que estoy inscrita. Por ello, durante estos dos días he rastreado más intensamente estos sitios web con el fin de descubrir las vacantes existentes en las empresas y no perderme ninguna oferta de interés. 




Como ya había decidido el lunes, he ampliado el ámbito geográfico en la búsqueda de empleo. ¿Resultados? Prácticamente he cuadruplicado el número de inscripciones diarias a ofertas, pasando de las 3 inscripciones del lunes a una media de 11 inscripciones al día. Sin embargo, siendo realista, no creo que también se cuadripliquen las posibilidades de conseguir una llamada de teléfono para acudir a una entrevista, porque la mayoría de las empresas buscan candidatos que ya residan en la provincia para la cual se ofrece el puesto. Por otro lado, considero que es complicado lograr una entrevista a través de estos portales porque es difícil que nuestro currículum destaque entre los cientos de candidatos que también se han inscrito para optar al puesto. 

Para aumentar las posibilidades de encontrar un trabajo, a partir del lunes enviaré mi currículum a las consultoras de recursos humanos y, de esta manera, poder formar parte de su base de datos para conseguir participar en los procesos de selección que estén llevando a cabo para sus clientes. 

Que paséis un buen fin de semana. ¡Hasta el lunes! 

Maite Irigoyen

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La importancia del networking

Día 5 y 6. Continúa mi búsqueda de empleo aplicando el método establecido, pero hoy no voy a hablar de los resultados obtenidos, sino de otro aspecto muy importante a la hora de buscar trabajo: los contactos.

En primer lugar, como ya mencionaba en uno de mis posts, hay que hacer saber o recordar a la gente de nuestros círculos sociales que nos encontramos en búsqueda activa de empleo. De esta forma, se acordarán de nosotros cuando sepan de alguna oferta de trabajo relacionada con nuestro perfil. 

He de deciros que, no sé por qué, pero cuando un conocido, amigo o familiar nos envía una oferta de trabajo, porque cuando la leyó pensó en nosotros, a menudo nos suelen llamar para ser entrevistados. Al menos esa es mi experiencia. Gracias a esos contactos y a sus sugerencias de ofertas de trabajo, he tenido la oportunidad de participar en varios procesos de selección en las últimas semanas.  

En segundo lugar, hay que trabajar en ampliar nuestra red de contactos. Creo que podemos conseguir mucho más saliendo a la calle y relacionándonos con la gente que permaneciendo todo el día en casa buscando ofertas de empleo en Internet. 

En el día a día nos encontramos con multitud de ocasiones para conocer a gente, pero algo que suelo hacer siempre que puedo es ir a eventos gastronómicos, porque además de que me encanta la gastronomía, siempre conozco a gente nueva y, por qué no decirlo, encantadora. Ayer tuve la ocasión de asistir a la presentación de la Guía de Vinos y Bodegas de la Denominación de Origen Navarra. Además de degustar el vino navarro y hacerme con un ejemplar de la guía, fue una buena ocasión para disfrutar de reencuentros y hacer nuevos contactos. 



Por último, una forma que últimamente está muy de moda para conseguir nuevos contactos es a través de las redes sociales, pero este tema se merece un post aparte. 

¡Hasta mañana!

Maite Irigoyen