miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cómo encontrar empleo en 30 días

"¿Qué es lo que nos impide cambiar y conseguir nuestras metas?" era la pregunta que hacía Eugenio Tomasa, especialista en Desarrollo Profesional y Personal, en el seminario sobre comunicación y eficiencia personal, celebrado ayer en la CEN. La respuesta es muy sencilla: nosotros mismos

La sesión que Tomasa ofreció junto a Jesús Jiménez Juango, profesional del mundo de la comunicación que ofrece Servicios Periodísticos 2.0 para empresas, me hizo reflexionar sobre mi situación actual y qué debería cambiar para conseguir mis propósitos. Mientras pensaba en ello, recordé la famosa frase célebre de Albert Einstein: "Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo".  


Hoy he decidido dar el paso y poner en práctica lo que estos profesionales nos contaban ayer para lograr el cambio. En este blog, mostraré el método que voy a seguir para alcanzar mi meta: conseguir un contrato de trabajo. Para ello, me he propuesto un objetivo, el cual consiste en buscar empleo durante 30 días incorporando nuevos hábitos en dicha tarea. 


Día 1. Conozco mi meta y ya he establecido un objetivo que cumplir, así que es el momento de pararme a pensar qué puedo mejorar. 

Tras meses dedicados a la búsqueda empleo, hay aspectos que ya he mejorado, como la presentación del CV y su adaptación a cada oferta, presencia en redes sociales profesionales como LinkedIn, etc. Así que voy a centrarme en qué puedo cambiar en mi día a día:

1. Horario. Se acabó eso de buscar trabajo "a ratos". La búsqueda de empleo debe ser considerada como un trabajo. Para ello, me levantaré a la misma hora todos los días y estableceré un horario fijo para dedicarme a esta tarea. 

2. Redes sociales. Tengo que aprovechar el potencial que me ofrecen estas herramientas para hacer saber a mis contactos que estoy buscando "nuevos retos profesionales" y, si ya lo saben, no viene mal que lo recuerden. De esta forma, es más fácil que me tengan en mente cuando se enteren de alguna oportunidad laboral relacionada con mi perfil.

3. Proactividad. Seleccionar diariamente una empresa para la que me gustaría trabajar. Cualquier empresa no me vale, tiene que ser una que realmente me guste y tenga motivación por trabajar en ella. Una vez seleccionada, llamar por teléfono para conseguir el contacto del responsable de la selección de personal o del departamento para el que quiero trabajar y hacerles llegar mi CV.

4. Organizar la búsqueda. A estas alturas he perdido la cuenta de los portales de empleo en los que estoy dada de alta. Voy a elaborar un listado de todos esos sitios web para comprobar que la información que tengo en ellos está actualizada. Una vez que mis CV en dichos portales estén puestos al día, utilizaré dicho listado para buscar diariamente ofertas acordes a mi perfil. 

5. Seguimiento. Pasados 10-15 días, contactar de nuevo con aquellas empresas a las que he enviado mi CV. Contactar también con las empresas en las que estoy participando en procesos de selección a través de portales de empleo. 

6. Eliminar las interrupciones. Durante el día, estoy expuesta a mensajes continuamente y cada vez que el teléfono me avisa de un nuevo email o un mensaje de Whatsapp recibido dejo todo lo que estoy haciendo para ver leerlos. Error. A partir de ahora, estableceré unos horarios para consultar dichos mensajes y evitar de esta forma las interrupciones. 

Ya he definido el plan de acción para estos 30 días. Veamos si este sistema funciona o pasado el mes hay que revisarlo.

¡Hasta mañana!

Maite Irigoyen

1 comentario:

  1. Muy buenas pautas Maite!!!
    Ánimo que seguro que el objetivo llega antes.
    Me apunto lo de llamar a empresas seleccionadas porque me parece buenisimo

    ResponderEliminar